EMDR

E.M.D.R.

Desensibilización y Reprocesamiento a Través Del Movimiento Ocular

EMDR es un modelo terapéutico eficiente para el tratamiento del trauma, recomendado por la OMS (2013), cuenta con evidencia científica que avala su eficacia, y es ampliamente usado en guías clínicas internacionales.


Se basa en la comprensión del efecto de las experiencias vitales traumáticas sobre la patología y en el procesamiento de dichas experiencias a través de procedimientos estructurados de estimulación bilateral de ambos hemisferios cerebrales, poniendo en marcha el sistema de procesamiento de información del cerebro del propio paciente, de tal forma reducir la perturbación emocional que dichas situaciones generaban, y las creencias de sí mismo asociadas al trauma.


¿En qué consiste el procedimiento?


Una vez seleccionado el foco a trabajar, el paciente describe el incidente traumático, a partir del cual es ayudado por el terapeuta para que seleccione los aspectos más importantes y que más lo angustian de dicho incidente. Mientras el paciente hace la estimulación bilateral, le vienen a la mente otras partes del recuerdo traumático u otros recuerdos, siempre está consiente participando activamente en el reprocesamiento. El terapeuta interrumpe la estimulación bilateral, frecuentemente para garantizar que el paciente esté procesando adecuadamente.


La estimulación bilateral puede ser:

  • Visual: el paciente mueve los ojos de un lado al otro guiado por el terapeuta
  • Auditiva: el paciente escucha sonidos alternados en ambos oídos
  • Kinestésica: el paciente se hace pequeños toques alternados en sus rodillas, u hombros para estimular los distintos hemisferios. Esto facilita la conexión entre ellos logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional.

El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. El procedimiento, no debe hacerse, sin la guía adecuada de un especialista. La meta es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una resolución "adaptativa". Esto significa:

  • una reducción de los síntomas
  • un cambio en las creencias
  • la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

El abordaje empleado en EMDR atiende tres vertientes de intervención:

  • experiencias de vida temprana
  • experiencias estresantes del presente
  • pensamientos y comportamientos deseados para el futuro

Las sesiones pueden ser presencial u online no afectando su eficiencia, con periodicidad semanal.