TERAPIA DE TRAUMA

Terapia DE TRAUMA

Cuando ocurre un hecho perturbador, puede quedar bloqueado en el cerebro con la imagen, sonidos, pensamientos, sentimientos y sensaciones corporales originales, generándose sintomatología propia del estrés postraumático, la que se agrupa principalmente en cuatro tipos:


Recuerdos intrusivos, por ejemplo:


  • Recuerdos recurrentes, involuntarios y angustiantes del hecho traumático. 
  • Revivir el hecho traumático como si estuviera sucediendo otra vez
  • Sueños perturbadores o pesadillas acerca del hecho traumático

Sintomas Evitativos, por ejemplo:


  • Hacer esfuerzos por evitar pensar o hablar acerca del suceso traumático. 
  • Evitar lugares, actividades o personas que recuerdan el suceso traumático.

Cambios en el pensamiento en el estado de ánimo, que pueden ser:


  • Pensamientos negativos de sí mismo, de otras personas, o del mundo en general. 
  • Problemas de memoria, incluso no recordar aspectos importantes del suceso traumático.
  • Sentirse emocionalmente insensible.

Cambios en reacciones físicas y emocionales, que pueden ser:


  • Estar hiper-alerta. 
  • Presentar conductas autodestructivas.
  • Trastornos del sueño.
  • Dificultad en concentrarse.
  • Irritabilidad, arrebatos de ira o de sentimiento abrumadores.

Para solucionar el trauma usamos el abordaje clínico EMDR, que significa desensibilización y reprocesamiento de la información a través de la estimulación de ambos hemisferios cerebrales del paciente. Esta estimulación busca ayudar al sistema de reprocesamiento de la información natural del cerebro para que logre desbloquear los nudos de memorias patogénicas, e incorporar información de redes de memorias adaptativas.